Pseudópodo

Este año he leído unos cuantos libros en los que se hablaba de física de partículas (los de Leggett, Ynduráin y Wilczek) y otros sobre sistemas complejos (uno de Solé, otro de Mitchell, y otro más de Solé). Parecía obligado leer éste, que habla sobre las dos cosas: a eso se refiere el título de El quark y el jaguar. Más aún teniéndolo empezado desde hacía muchos años, y tratándose de Murray Gell-Mann, probablemente el number one de los físicos vivos (“the man who knows everything”, le llamó el NYT).

Gell-Mann pertenece a esa muy reducida élite científicos que, no conformes con haber conseguido el Premio Nobel en una disciplina, empiezan una nueva carrera en otra. Francis Crick se pasó al estudio de la conciencia, aburrido ya del ADN, y Gell-Mann, hay que suponer que harto de quarks, se…

Ver la entrada original 404 palabras más

Anuncios
Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Complexity digest
A %d blogueros les gusta esto: